¿Cuándo plantar Kiwis en Galicia? Guía Completa

5/5 (1 voto) ❤ Gracias por tu voto ❤

Cultivar kiwi en Galicia puede ser una excelente idea debido al clima adecuado y las condiciones favorables para el crecimiento de esta fruta. Para comenzar, es importante seleccionar una variedad de kiwi que se adapte a la zona, como el kiwi Hayward. A continuación, se deben seguir estos pasos para cultivar kiwi en Galicia.

Lo Ideal para el cultivo del Kiwi en Galicia
🥇 Mejor estación del año
Primavera
Nivel de Riego
Moderado
💢 Dificultad del cultivo
Medio
🌞 Mejor clima
Entre los 10º – 25º C
🕓 Tiempo que tarda en geminar
Entre 3 – 6 semanas
🥣 Tiempo que tarda en cosecharse
Sobre 3 y 5 años desde la siembra dependiendo del ritmo de crecimiento.
Ten en cuenta que esto es una información general, pensando en cultivar el vegetal en el mejor momento posible.

🎬 Más abajo te dejo un vídeo con todo el proceso de cultivo del Kiwi en Galicia.

Pasos para cultivar kiwi en Galicia

  1. Elegir un lugar adecuado: El kiwi necesita de un lugar soleado, protegido del viento y con suelo bien drenado. También es importante que tenga acceso a agua de riego.
  2. Preparar el terreno: Antes de plantar, es necesario preparar el suelo y hacer una mezcla de arena, turba y abono para asegurar una buena nutrición de la planta.
  3. Plantar el kiwi: Se recomienda plantar el kiwi a finales de invierno o principios de primavera. Es importante plantar los árboles a una distancia de al menos 3 metros para permitir un buen desarrollo de la planta.
  4. Riego: Es necesario regar la planta regularmente para asegurar un buen crecimiento y desarrollo.
  5. Cuidados: El kiwi necesita de cuidados especiales como la poda y el abono para asegurar una buena producción.

Distancia entre plantas para plantar kiwis

La distancia ideal entre plantas de kiwi depende del sistema de cultivo utilizado. En el sistema de cultivo en espaldera (el más comúnmente utilizado en el cultivo de kiwi) la distancia recomendada entre plantas es de 3 a 4 metros en la fila y de 5 a 6 metros entre filas. Esto permitirá que las plantas tengan suficiente espacio para crecer y desarrollar sus ramas, lo que facilitará la poda y la cosecha.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la distancia entre plantas también puede variar según la variedad de kiwi y las condiciones de cultivo específicas, como el clima y la calidad del suelo. En general, es recomendable consultar con un experto en cultivo de kiwi o con un vivero especializado antes de determinar la distancia ideal entre plantas para su huerto de kiwis.

¿Cómo preparar el suelo para cultivar kiwi?

Para preparar el suelo para cultivar kiwi, es necesario tener en cuenta varios aspectos. A continuación, se enumeran algunos pasos para preparar el suelo:

  1. Test de suelo: Realizar un test de suelo para determinar los nutrientes necesarios para la planta y la acidez del suelo.
  2. Fertilización: Si el suelo es deficiente en nutrientes, es necesario añadir abono orgánico o químico para asegurar una buena nutrición de la planta.
  3. pH del suelo: Si el pH del suelo es demasiado ácido o alcalino, es necesario ajustarlo para asegurar que la planta pueda absorber los nutrientes correctamente.
  4. Aireación del suelo: El suelo debe estar aireado para permitir un buen crecimiento de las raíces de la planta.
  5. Drenaje: El suelo debe tener un buen drenaje para evitar la acumulación de agua que puede dañar las raíces de la planta.

Usos y beneficios principales del kiwi para la salud

El kiwi es una fruta deliciosa y nutritiva que ofrece muchos beneficios para la salud. A continuación, se detallan algunos de los usos y beneficios principales del kiwi para la salud:

  1. Rico en vitamina C: El kiwi es una excelente fuente de vitamina C, lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la salud de la piel y combatir los radicales libres.
  2. Digestión: La fibra en el kiwi ayuda a mejorar la digestión y prevenir el estreñimiento.
  3. Regulación del azúcar en la sangre: El kiwi tiene un bajo índice glucémico, lo que lo convierte en una excelente opción para personas con diabetes.
  4. Antiinflamatorio: El kiwi contiene enzimas proteolíticas que ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo.
  5. Mejora la salud ocular: El kiwi es una buena fuente de luteína y zeaxantina, dos nutrientes que se sabe que ayudan a mejorar la salud ocular y prevenir la degeneración macular relacionada con la edad.

Usos y beneficios principales para el medio ambiente del kiwi

El kiwi no solo es beneficioso para la salud humana, sino que también puede ser beneficioso para el medio ambiente. A continuación, se enumeran algunos de los usos y beneficios principales para el medio ambiente del kiwi:

  1. Reducción de la erosión del suelo: El kiwi se planta en terrazas o en laderas para reducir la erosión del suelo y mantener la fertilidad del suelo.
  2. Refugio para la fauna silvestre: Los bosques de kiwi proporcionan un hábitat para muchas especies de animales, incluyendo aves, insectos y otros animales pequeños.
  3. Control de la calidad del agua: Los bosques de kiwi actúan como un filtro natural para el agua, mejorando la calidad del agua en la zona.
  4. Contribución al ecoturismo: El cultivo de kiwi puede ser una forma rentable de contribuir al ecoturismo y a la conservación de la naturaleza.
  5. Reducción de la huella de carbono: El kiwi es una fruta que se cultiva en todo el mundo, lo que significa que su huella de carbono es menor que la de las frutas que se importan desde otras partes del mundo.

Aspectos que necesitas saber sobre el cuidado del kiwi

El kiwi es una fruta de bajo mantenimiento que puede ser cultivada en muchos climas diferentes. Sin embargo, hay algunos aspectos importantes que necesitas conocer para cuidar adecuadamente tus plantas de kiwi. Aquí te presentamos algunos de los principales aspectos que debes tener en cuenta:

  1. Luz solar: El kiwi necesita mucha luz solar para crecer, por lo que debes plantarla en un lugar que reciba al menos seis horas de sol al día.
  2. Riego: El kiwi necesita una cantidad constante de agua para crecer adecuadamente. Asegúrate de regar tus plantas de kiwi regularmente durante todo el año.
  3. Fertilización: Asegúrate de fertilizar tus plantas de kiwi con regularidad para asegurarte de que tengan todos los nutrientes que necesitan para crecer.
  4. Poda: La poda regular ayuda a mantener las plantas de kiwi saludables y en buena forma. Asegúrate de podar tus plantas de kiwi cada año.
  5. Protección contra heladas: El kiwi puede ser sensible a las heladas, especialmente cuando es joven. Asegúrate de proteger tus plantas de kiwi de las heladas durante los meses más fríos.

Enfermedades y plagas del cultivo del kiwi

El cultivo de kiwi puede ser una experiencia gratificante, pero también es importante prevenir las enfermedades y plagas que pueden afectar tus plantas. Aquí te presentamos algunos pasos para prevenir las enfermedades y plagas en el cultivo del kiwi:

  1. Mantén un ambiente limpio: Asegúrate de mantener el área alrededor de tus plantas de kiwi limpia y libre de maleza para prevenir la propagación de enfermedades.
  2. Control de plagas: Monitorea regularmente tus plantas de kiwi para detectar la presencia de plagas y toma medidas inmediatas para controlarlas.
  3. Fertilización adecuada: Asegúrate de fertilizar tus plantas de kiwi adecuadamente para mantenerlas saludables y resistentes a las enfermedades.
  4. Poda: La poda regular ayuda a mantener las plantas de kiwi saludables y en buena forma, lo que las hace menos propensas a enfermedades y plagas.
  5. Elección de variedades resistentes: Al elegir una variedad de kiwi, asegúrate de que sea resistente a las enfermedades y plagas que pueden afectar las plantas de kiwi.

Reproducir el kiwi mediante esquejes

¿Quieres cultivar más plantas de kiwi sin tener que comprar semillas o plantas adicionales? La propagación por esquejes es una excelente manera de hacerlo.

  1. Selecciona una rama adecuada Busca una rama de la planta de kiwi que sea sana, fuerte y tenga un diámetro de aproximadamente 0.5 a 1 centímetro. Asegúrate de que la rama que elijas tenga varios nudos o «ojos» ya que estos serán los puntos de crecimiento de las raíces.
  2. Prepara el esqueje Usa una herramienta afilada y limpia para cortar la rama elegida. La longitud ideal del esqueje es de alrededor de 10-15 centímetros. Elimina todas las hojas, excepto las dos o tres hojas superiores.
  3. Prepara el suelo Asegúrate de que el suelo esté bien drenado y tenga una buena cantidad de materia orgánica. Mezcla el suelo con compost para crear un lecho de siembra rico en nutrientes para tus esquejes.
  4. Planta el esqueje Haz un agujero en el suelo con un lápiz o un dedo y coloca el esqueje en el agujero con la parte inferior hacia abajo y las hojas hacia arriba. Presiona suavemente el suelo alrededor del esqueje para asegurarte de que esté en posición vertical y firme.
  5. Agua y cuidado Riega el esqueje y mantén el suelo húmedo, pero no empapado. Coloca los esquejes en un lugar cálido y protegido de la luz directa del sol para evitar que se sequen o se quemen. Si el clima es muy seco, puedes cubrir los esquejes con una bolsa de plástico para mantener la humedad.
  6. Espera y observa Después de unas semanas, deberías empezar a ver brotes verdes en el esqueje. Esto indica que se está desarrollando un nuevo crecimiento y que las raíces se están formando. Una vez que las raíces estén bien desarrolladas, puedes trasplantar los esquejes a su ubicación final en el jardín o en una maceta.

La propagación por esquejes es una forma fácil y efectiva de cultivar más plantas de kiwi. Si sigues estos sencillos pasos, podrás disfrutar de tu propio cultivo de kiwi sin tener que gastar mucho dinero.

Si te interesa el cultivo del almendro, el artículo en el que hablamos como plantar almendros en Galicia te interesará.

Deja un comentario